La base del PBI

La base del PBI

“Nuestras carreras son muy egocéntricas”
Una vida sin límites

Una vida sin límites

Trenes al borde del colapso

Trenes al borde del colapso

“De joven hacía cinturones”
“Este año me volví piadosa y tierna”
La neurosis del ahora o nunca
“Nos fuimos, para decir lo que queremos”
Oyarbide público y privado

Oyarbide público y privado

El profeta de la indignación

“Soy un poco ochentoso”

Cada vez que intenta hablar de su intimidad, ese perfil que pocos conocen y que tanto busca en sus entrevistados, Daniel Tognetti se pellizca la mejilla izquierda. Y si uno observa que la tiene roja de tanto darle pellizcos, es señal de que ha conseguido buenas confesiones.
Por lo pronto, a poco de volver a la tele este año con “Blog, periodismo de autor”, cuenta que es el menor de cuatro hermanos y que juntos hacían travesuras en la esquina de San Juan y Boedo, en el barrio de San Cristóbal donde se criaron. Sus padres, Néstor Darío y Martha, un ingeniero mecánico y una psicopedagoga, querían que sus hijos estudiaran en un colegio público. Al egresar del secundario un notable detalle diferenció a Daniel de sus pares: había superado el metro noventa, para ser más exactos medía 1.96 de altura. “Nunca tuve complejos, sólo se me complicaba al viajar en bondi, tenía que ir un poco encorvado. Pero era el jugador ideal para el básquet y el vóley”, recuerda hoy.

Así Daniel aprendió a “ver el vaso medio lleno”, una metáfora que utilizará al referirse a su relación actual con Mario Pergolini, después de que la cámara oculta de “Punto doc/2” mostrara al cirujano plástico Alberto Ferriols canjear sus servicios por sexo con un travesti. “Fue una decisión editorial equivocada de Cuatro Cabezas”, afirma el periodista. Y agrega: “No está en mis planes volver a trabajar con Mario”.

Noticias: ¿Se pudrió todo con Pergolini?
Tognetti: Tuve una muy buena relación personal con él, de respeto y de afecto mútuo. Estoy muy agradecido a Mario, pero en el último tramo de mi relación con Cuatro Cabezas no fui cuidado del modo que merecía y eso provocó una distancia. Pero en esta etapa estoy tratando de…

Noticias: ¿Reconciliarte?
Tognetti: No es mi prioridad reconciliarme, ni una necesidad. Pero sí lo es mirar el vaso medio lleno.

Noticias: ¿El vaso medio lleno?
Tognetti: Aprendí a hacer televisión con ellos y Mario me dio oportunidades que respondí con trabajo y esfuerzo. En la televisión nadie te regala nada y supe aprovechar las oportunidades. Prefiero quedarme con el vaso medio lleno, lo otro me lo guardo para mí.

Noticias: ¿Lo hablaron?
Tognetti: Ni él ni yo hicimos algún gesto por acercarnos. Cuando tuve que decirle algo lo hice personalmente, no voy a utilizar los medios para decirlo.

Noticias: ¿Qué te quedó del notero burlón de “CQC”?
Tognetti: A veces me gustaría recuperar ese tono filoso, sarcástico, ácido, pero ya no da…

Noticias: ¿Estás más maduro?
Tognetti: Puede ser. En términos televisivos, “CQC” fue para una etapa más adolescente, de secundaria.

Noticias: Es decir que ahora no participarías de ese programa.
Tognetti: Estoy orgulloso de haber participado en uno de los mejores programas de la historia de la televisión contemporánea. Sobre todo en los ’90, donde la materia prima era el menemismo.

Noticias: ¿Querés decir que ahora “CQC” no está bueno?
Tognetti: No veo “CQC”, lo vi muy pocas veces.

Noticias: ¿Te gusta o no?
Tognetti: Me parece que tiene una agenda interesante.

Noticias: ¿Podrías ser más claro?
Tognetti: Te voy a ser absolutamente sincero, no veo televisión. Sé que “CQC” está cambiado, está en otra etapa…

Noticias: ¿Mejor o peor?
Tognetti: Se convirtió en un producto masivo, antes era de culto. Como está en un canal líder tiene otras exigencias, lo que obliga a plantear otro tipo de agenda. No quiero hablar mucho de “CQC”, mi opinión va a ser muy parcial, porque conozco cómo se puede hacer el programa de manera diferente.

Noticias: ¿Ves el programa de Andy Kusnetzoff?
Tognetti: Tengo respeto por Andy, trabajé con él, es una persona muy talentosa y tuvo la velentía de armar su productora.

Noticias: ¿Y qué te parece “Argentinos por su nombre”?
Tognetti: No lo vi.

Noticias: ¡No te puedo creer! Algo de curiosidad tendrás…
Tognetti: Es que ese día a la noche juego al fútbol, y para mí es muy importante, no falto nunca. Pero sé lo que está haciendo Andy, porque me entero por las promos. De hecho, a principio de año Andy me ofreció trabajar con él y preferí desarrollar mi proyecto personal, por eso no nos pusimos de acuerdo. Es una persona talentosa y estoy seguro de que le va a ir bien. Quizás hasta laburemos juntos más adelante. Siga Revista Noticias Online y Manténgase siempre al tanto de las últimas noticias sobre cultura Argentina.

Noticias: ¿Es decir que con el único que te llevás bien es con Andy?
Tognetti: Tampoco hablo muy seguido. No éramos un grupo de amigos, sólo de trabajo. La afinidad estaba dada por pertenecer al mismo ámbito de laburo. La televisión es un ambiente muy competitivo. La amistad es incondicional, los amigos están en las buenas y en las malas. Y la gente de la televisión solamente está en las buenas.

Después de dos años, Tognetti encontró el formato que mejor le calza en “Blog, periodismo de autor”. Como si repitiera el viejo slogan de la época de Alejandro Romay, señala: “En canal 9, trabajo con libertad“, tal vez en un intento por justificar la elección de la emisora que dirige Daniel Hadad. “Blog es un instrumento que tiene que ver con las nuevas tecnologías y que permite lo coral, lo polifónico y lo pluralista”, dice entusiasmado por la octava emisión del programa.

Noticias: ¿Por qué tardaste dos años en volver a la televisión?
Tognetti: Lo que me proponían no me convencía. Ahora vuelvo porque hay una productora, Endemol; un canal, el 9, y yo, que queremos trabajar juntos. Tampoco tenía urgencia de trabajar en televisión hasta que no hubiera un producto de las características de “Blog”. Siento que este programa me representa, que tiene muchas cosas de mi identidad. Puedo tomarme muchas libertades, hasta decidir el tiempo de cada una de las notas. Es un aprendizaje, pongo en práctica todo lo que aprendí durante estos años

Noticias: ¿En Cuatro Cabezas no podías hacerlo?
Tognetti: Ahora tengo mucha libertad, en “CQC” el programa era de Pergolini y en “Punto Doc” si bien tenía una incidencia mayor, el programa era de la empresa. En este caso, el acuerdo que hicimos en Endemol es trabajar con más autonomía. Es una idea mía y soy el productor general del programa.

Noticias: ¿Qué hacés para que no te vuelva a pasar un episodio como el que derivó del caso Ferriols?
Tognetti: Aprendí que no tengo que delegar temas que me involucran. Lo de Ferriols fue una decisión equivocada de Cuatro Cabezas, el error que cometí fue no haberme opuesto con mayor vehemencia a la publicación de ese informe. Lo que hago para evitarlo es tener en “Blog” el control sobre los contenidos del programa. Si hay algo que no quiero que salga, no sale. En “Punto doc” no pasaba eso. Además, trato de alejarme del virus de narcisismo que afecta a los periodistas.

Noticias: ¿Acusás a los periodistas de narcisistas?
Tognetti: Hay muchos colegas preocupados por sí mismos, como si fueran ellos el problema. Están muy quejosos y preocupados por si Alberto Fernández les atiene el teléfono o no. La verdad que no es mi preocupación, ni me desvela. Por otro lado, se confunde lo que es un programa periodístico. Y se hace lo que en el resto del mundo es un subgénero: poner a opinar a los políticos. Para mí la política es la relación entre el poder y la sociedad. Y cuando hicimos la investigación de los abusos en Oberá o mostramos cuál es la situación de precariedad de los chicos de la calle, hablamos de política.

Noticias: ¿No entrevistarás a políticos?
Tognetti: Los puedo tener, pero mi agenda política no es la campaña electoral.

Noticias: ¿Y cómo apareció Nicole Neumann en tu programa?
Tognetti: En el género entrevista hacer esa nota me produjo, además de un placer visual, una enorme incógnita, porque Nicole es la expresión de una nueva generación. La primer “lolita”, insinuante y sensual y con apenas 25 años, es en realidad un mujer madura y curtida. Además, había una historia sórdida, su relación con su padre, su madre y su hermana. Y su modo de reparar el desamparo personal y la soledad protegiendo a los animales.

Noticias: Lograste repercusión con su confesión sobre las drogas.
Tognetti: La presenté como una chica que no es hipócrita, perseguir a una persona porque fuma marihuana me parece medieval. Nicole demuestra que se puede ser exitosa profesionalmente y hacer lo que quiera en su vida privada.

Noticias: ¿Y cómo es tu vida privada? ¿Estás en pareja?
Tognetti: No estoy en pareja, en este momento decidí estar solo para definir, hacía tiempo que no lo estaba. Me cuesta mucho hablar de mi vida privada, primero porque es muy aburrida.

Noticias: ¿Te considerás un tipo aburrido?
Tognetti: Muy aburrido, soy un plomo, más aburrido que chupar un clavo. Estoy recuperando mi lado cinéfilo. Además, leo los clásicos del marketing. Me gustaría dedicarme al marketing político, estaría bueno pasarse al otro lado. Después, ¿qué más querés que te diga? Vivo solo…

Noticias: ¿Te arreglas solo con las tareas domésticas?
Tognetti: De la limpieza se ocupa una señora que viene dos veces por semana. Yo me ocupo de cocinar, hago carnes al horno, pollos con batatas, salsas y pastas. Me gustaría en un momento de mi vida tener un bodegón de quince mesas, no para ganar guita sino para salir empatado. Quiero conocer gente y agasajar a los amigos.

Noticias: Mujeres no te deben faltar, ¿las ves difíciles?
Tognetti: Los hombres estamos más complicados, ellas están en un momento piola. Soy muy feminista, me gusta que la mujer tenga su lugar, que evolucione, que avance, que aporte su sensibilidad. Están hermosas como siempre, muy lindas.

Noticias: ¿Están más lanzadas?
Tognetti: A mi no se me tiran encima. En realidad, soy muy tímido para la conquista, medio antiguo, un poco ochentoso.

Noticias: ¿Perdés tanto tiempo que se las levanta otro?
Tognetti: ¿Cómo sabés? Me tengo que poner más a ritmo (ríe).

Noticias: ¿Cuál es la actitud ochentosa?
Tognetti: Prefiero no revelar mis secretos… Te dije que me cuesta hablar mucho de esos temas.

Daniel vuelve a castigar a su cachete, pero esta vez elige el derecho. Un tic diferente, como la manera de encarar su vida y su trabajo.